jueves, 22 de enero de 2009

LA PELUCA DE LAS COSAS

LA PELUCA DE LAS COSAS. LO IGNORADO

Pero lo ignorado también existe en sus pequeños actos. Se trata
de no volver con las manos vacías, por eso traemos vino
y algo de queso para la cena; miramos el rastrillo
que junto a la puerta tienta nuestros dedos, la barba del cartero
que se espesa casi blanca a la altura de la barbilla; medimos nuestra distancia
hasta el cubo lleno de leche
sobre el que un hongo de humo asciende —niebla
que atrae al alto hocico del invierno—. Nos llevamos el vaso a la boca
que luego volveremos a colocar sobre la mesa
con la marca lechosa del sorbo en su filo. Es algo más
que la aparente variación de un músculo. En los márgenes
siempre hay vida, como ves. ¿Quién guardará entonces nuestro secreto
ahora que hemos perdido los billetes de vuelta?
Nada en este lugar nos es familiar. Ni la luz que exagera
sus límites, ni el timbre metálico del carnicero
que afila sus cuchillos alejado ya de su presa. Nada. (No te preocupes,
estás a salvo,
la ola de secuestros no te afectará a ti que comercias
con pequeñas lagartijas de cobre. Pero ¿quién es toda esta gente
que respira dentro de un enorme signo de interrogación?)

Oye, preguntas mientras descifras el número exacto de tu asiento,
¿sabríamos vivir en una ciudad tan común como esta?


(Este poema forma parte de Pequeños círculos, libro que aparecerá en breve en la ediotiral DVD ediciones)

7 comentarios:

Rukaegos dijo...

Gracias por el adelanto: ya tenemos ganas de disfrutar del resto :)

Alberto Santamaría dijo...

Gracias a ti Rukaegos por acercarte por aquí. Espero que te guste el libro. Hasta que el libro no está en la calle uno no sabe muy bien qué es lo que ha hecho.
abrazos

ana dijo...

Lo estamos esperando, ya.
besitos.

Sergio dijo...

Gracias por el adelanto.

"¿quién es toda esta gente
que respira dentro de un enorme signo de interrogación?)". Muy bueno.

Bonita foto de portada.

Saludos.

Pdta.: Por cierto, me encantó "El poema envenenado". Voy por la segunda lectura. Me alegra que Álvaro Valverde hable de este junto con "Poesía sin estatua" y "Una poética del límite" como tres ensayos para entender la poesía actual, pues que con ellos estoy y no defraudáis.

Alberto Santamaría dijo...

Gracias Ana, gracias Sergio. Con lecotres así da gusto. en un mes (aprox) el libro estará ya en la calle. A ver... Espero que os guste.
abrazos

raúl quinto dijo...

amenazan bien esos pequeños círculos..

Alberto Santamaría dijo...

gracias Raúl, a ver qué resulta de esos círculos... a propósito. Felicidades por tu Flor de la torutra, que leí con ganas y me encantó.
abrazos